prescripcion deudas

Desde el pasado 7 de octubre de 2015, día en el que entró en vigor la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000 de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, el plazo para la prescripción general de las deudas (que no tengan un plazo especial de prescripción) se ha reducido de quince a cinco años*

Por lo tanto:

  • La acción hipotecaria prescribe a los veinte años.
  • Las acciones personales que no tengan plazo especial prescriben a los cinco años desde que pueda exigirse el cumplimiento de la obligación.

¿Qué es la prescripción de las deudas?

La prescripción extintiva es un modo de extinción de los derechos de reclamar judicialmente el cobro por el transcurso del tiempo, o sea si el acreedor no realizara ninguna reclamación de la deuda (judicial o extrajudicialmente) durante un período determinado, una vez ha transcurrido dicho plazo, el moroso se vería indirectamente liberado de la obligación de pagar.

La prescripción tiene como resultado privar al acreedor del derecho de obtener judicialmente una sentencia condenatoria contra el deudor que obligue coercitivamente a éste al cumplimiento de la obligación.

¿Cuándo se produce la prescripción extintiva de una deuda?

La idea central es que el acreedor puede evitar que prescriba su derecho de cobro, si antes de que el plazo se haya agotado, realiza ciertos actos que interrumpen la prescripción, mantienen vigente el derecho de cobro y la acción que lo ampara. Gracias a este mecanismo el acreedor tiene la facultad de mantener viva la deuda por tiempo indefinido, para reclamar el pago cuando el moroso venga a mejor fortuna.

¿Qué consecuencias tiene el acortamiento del plazo general de prescripción de las acciones personales?

A partir del 7 de octubre de 2015, fecha en que entró en vigor el acortamiento el plazo general de las acciones personales del art. 1.964, estableciendo un plazo general de cinco años, se han producido una serie de modificaciones en las relaciones jurídicas. Además de que cualquier obligación legal cuya efectividad no tenga un plazo especial de prescripción extintiva, en estos casos, la acción como personal queda sujeta al plazo general de cinco años del art. 1.964 CC, existen otras obligaciones que han quedado igualmente afectadas, siendo las más relevantes las que a continuación se relacionan:

  • Obligaciones que puedan surgir de la celebración de un contrato de compraventa.
  • Acciones derivadas del defectuoso cumplimiento, al haberse entregado cosa distinta o con defectos impropios.
  • Acción de resolución del contrato por incumplimiento.
  • Acción de un comunero contra la comunidad de propietarios para el resarcimiento de daños causados por los elementos comunes.
  • Acción de responsabilidad contractual ejercitada por la Comunidad de Propietarios, por entregarse las viviendas con vicios.
  • Acción del arrendador de un inmueble para la revisión de rentas.

¿Qué otros plazos de prescripción existen según tipología de la deuda?

Asimismo, el Código Civil había establecido ciertos plazos de prescripción especiales que eran más breves que el plazo general. Por ejemplo, el plazo de prescripción para satisfacer el pago de los alquileres y arrendamientos, y de las pensiones por alimentos era (y es) de cinco años según el art. 1966 del CC. Sin embargo, con la reforma introducida en octubre de 2015, actualmente el plazo es el mismo que el de la prescripción general de las obligaciones de pago.

El Código Civil también dicta un plazo de prescripción de cinco años para cualquier otro pago que deba hacerse por años o en plazos más breves; aquí entra el derecho a cobrar prestaciones periódicas pagaderas en plazos inferiores a un año. Asimismo prescriben a los cinco años los suministros efectuados por compañías de electricidad, agua, gas y también las facturas de telefonía y de telecomunicaciones. Después de la reforma de octubre de 2015, todos estos plazos han quedado igualados al plazo de la prescripción común.

Ciertos derechos de cobro tienen un plazo de prescripción de tan sólo tres años; son los pagos derivados de servicios profesionales o suministros que suelen hacerse efectivo en un corto plazo de tiempo (art. 1967). En este apartado se incluyen los honorarios por servicios jurídicos de abogados, notarios, registradores, peritos y otros profesionales del derecho. Asimismo tres años es el plazo de prescripción para los pagos que se deben realizar a farmacéuticos, a profesores y profesionales de la enseñanza en general. También tienen un plazo de tres años las deudas derivadas de contratos de hospedaje.

La prescripción de las responsabilidades de administradores

Una prescripción especial es la que existe para reclamar responsabilidades a los administradores de sociedades cuando exista lesión de los intereses de los acreedores –según lo dispuesto por la ley– y que queda fijado el plazo en cuatro años desde que los administradores cesaren en el cargo, tal como establece el artículo 949 del Código de Comercio.

El pago de una deuda prescrita

La doctrina y la jurisprudencia han establecido que si el deudor paga al acreedor una deuda que estaba prescrita, no puede reclamarle la devolución del importe abonado; en realidad el motivo no es porque exista una obligación moral de pagar las deudas, sino en la propia naturaleza y modo de funcionar de la prescripción extintiva. Como ya hemos visto, la prescripción no se produce de forma automática si no que se constituye como una excepción que debe hacer valer el deudor demandado y que se considere favorecido por la prescripción extintiva de su débito. Ahora bien, si el deudor no se opone a la reclamación del acreedor, manifestando que la deuda está prescrita, el derecho de crédito del acreedor sigue legalmente vigente, por lo que lo pagado por el moroso es perfectamente lícito, en cuanto el deudor ha cumplido con lo que realmente debía.

*Destacar que los anteriores plazos de prescripción no son de aplicación en Catalunya, territorio en el que se aplica el Código Civil de Catalunya, y el Código Civil únicamente se aplica de forma supletoria. La prescripción en el Código Civil de Catalunya se regula en sus artículos 121-20 y siguientes, en los cuales se establece unos plazos de prescripción diferentes a los anteriormente comentados, por ejemplo, prescriben a los tres años las pretensiones relativas a pagos periódicos que deban efectuarse por años o plazos más breves, las pretensiones relativas a la remuneración de prestaciones de servicios y de ejecuciones de obra, las pretensiones de cobro del precio en las ventas al consumo y las pretensiones derivadas de responsabilidad extracontractual. En Catalunya, únicamente tienen una prescripción anual las pretensiones protectoras exclusivamente de la posesión. Y finalmente,  se establece una prescripción decenal para el resto de pretensiones de cualquier clase, que las leyes especiales no dispongan otra cosa.

 Acceda a este TAX Informa

logo-footer

FOLLOW US ON: