llei-marques-compressor

A continuación, se detallan los cambios más importantes que ha provocado la entrada en vigor de la modificación parcial de la Ley de marcas, aprobada por el Real Decreto Ley el pasado 14 de enero de 2019.

1. Mayor facilidad para el registro de una marca o nombre comercial.
2. Posibilidad de que cualquier persona física o jurídica, independientemente de su nacionalidad, lugar de residencia o establecimiento, solicite una marca o nombre comercial.
3. Eliminación del requisito que obligaba a representar gráficamente el signo distintivo; no es necesario que tenga representación gráfica, sino que este se puede representar a través del medio sonoro, vídeo o holograma, siempre que el objeto de protección que se otorgue al titular se pueda determinar claramente.
4. Desaparición del concepto de marca notoria. Se recoge una única categoría de la marca o nombre comercial renombrado.
5. Definición de marca de renombre como aquella que es conocida por una parte significativa del público interesado en los productos o servicios.
6. Sistematización de las prohibiciones absolutas de registro e incorporación de una nueva prohibición relativa a las obtenciones vegetales.
7. Reformulación de las prohibiciones relativas a la protección de denominaciones de origen e indicaciones geográficas, términos tradicionales de vinos y especialidades tradicionales garantizadas.
8. Prohibición en referencia a los signos que consistan o reproduzcan en sus elementos esenciales la denominación de una obtención vegetal.
9. Prohibición relativa: incompatibilidad con denominaciones de origen o indicaciones geográficas protegidas.
10. Asignación de un doble carácter, de prohibición relativa y absoluta, en las denominaciones de origen o indicaciones geográficas protegidas. Esto puede ser examinado de oficio e invocado como motivo de oposición.
11. Incorporación de la prueba de uso en el marco de la oposición al registro.
12. Obligación de la acreditación por parte del oponente, en caso de que la otra parte así lo pida, del uso de la marca, siempre que lleve cinco años registrada. En caso de no poder acreditarlo la oposición será desestimada.
13. La posibilidad de solicitar al titular de la marca anterior oponiendo la prueba de uso de la marca en la que se basa su oposición entrará en vigor a partir de su desarrollo reglamentario.
14. Verificación de las marcas que se encuentren sujetas a la obligación de uso y explicación de cómo se están usando. En caso de no acreditar este uso en fase de oposición se pueden dar posibles acciones de caducidad por falta de uso.
15. Competencia directa por parte de la OEPM para tramitar solicitudes y declarar la nulidad o caducidad de las marcas o nombres comerciales registrados.

logo-footer

FOLLOW US ON: