resp penal

¿De dónde venimos?

La reforma penal del año 2010, introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas por la comisión por parte de sus administradores, directivos o empleados, de unos delitos concretos relacionados con la empresa (en la esfera económica, por ejemplo, estafa, insolvencias punibles, delitos informáticos, delitos contra el mercado y consumidores, contra la salud pública, contra hacienda y seguridad social, blanqueo de capitales, contra la ordenación territorial y del medio ambiente, falsedades, etc).

Así pues, si se cometiera uno de los anteriores delitos dentro de una empresa, se acumularía la responsabilidad del autor del delito (persona física) con la responsabilidad de la empresa en la que se ha cometido el delito en beneficio de la misma.

¿Qué cambios ha habido?

El próximo 1 de julio entran en vigor unas recientes modificaciones en la citada reforma penal del 2010, que introducen la exención de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, si antes de la comisión del delito, la empresa hubiera adoptado con eficacia, modelos de organización y gestión que incluyan las medidas de vigilancia y control para prevenir delitos.

¿Qué es la compliance penal?

Es un sistema de control interno para el tratamiento integral de riesgos penales en la empresa (prevención, control, gestión y seguimiento del programa).

Si con carácter previo a la comisión del delito se puede acreditar la implantación de un programa de Compliance, la empresa puede quedar exonerada de su responsabilidad penal.

 

Otras ventajas

Aparte de quedar exonerada de la responsabilidad penal, la implantación de un programa de Compliance va más allá del cumplimiento normativo: introduce el concepto de ética en la gestión de las empresas, y es una buena herramienta para proteger la marca y la buena imagen de la compañía.

 Para cualquier duda o para ampliar la información, no dude en ponerse en contacto con su asesoría TAX Legal.

Acceda a este TAX Informa

logo-footer

FOLLOW US ON: