Team of business people working together on a laptop

El pasado jueves, 4 de diciembre, se publicó en el Diario Oficial del Estado la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, por la cual se modifica la Ley de Sociedades de capital para la mejora del gobierno corporativo.

Principales novedades a considerar

  1. Se amplía la competencia de la Junta General a la aprobación de la adquisición, alienación, o aportación a otra sociedad de activos esenciales. Se presumirá el carácter de esencial del activo, cuando el importe de la operación supere el 25% del valor de los activos que figuren en el último balance de la sociedad aprobado.
  2. Se establece la votación separada en la Junta General de aquellos asuntos que sean sustancialmente independientes, como por ejemplo, el nombramiento, la ratificación o la separación de cada Administrador.
  3. Antes de finalizar el año se deberán revisar las políticas retributivas de los Administradores, para establecer un criterio de remuneración según los 7 conceptos que se establecen (individuales o combinados) por los que podrán ser retribuidos. En este sentido, es necesario destacar que se suprime, en las Sociedades Limitadas, la exigencia actual de convocar la Junta General para fijar la retribución de los administradores en cada ejercicio, y por tanto, el importe que se fije en la Junta General se mantendrá durante los posteriores ejercicios si no es modificado por Junta. Ahora bien, si los Estatutos Sociales establecen que la mencionada retribución se fije para cada ejercicio, se deberá hacer así mientras no se modifiquen los Estatutos, ya que prevalece lo establecido en los Estatutos Sociales, siempre que no sean contrarios a la ley.
  4. Se modifican y amplían sustancialmente los deberes de los Administradores en el ejercicio de su cargo, detallando el contenido de sus obligaciones y, en todo caso, sujetando su actuación al deber de lealtad y diligencia.
  5. El Consejo de Administración deberá reunirse, como mínimo, una vez al trimestre.
  6. En relación a los Consejeros Delegados, cuando se nombre un Consejero Delegado, en la misma sesión en que se nombre, este deberá firmar un contrato con la Sociedad que deberá contener, entre otros, la posible retribución que pueda percibir por este concepto (diferenciando esta retribución de la que perciba por formar parte del Consejo de Administración) incluyendo la posible indemnización por cese anticipado y las cantidades a abonar por la Sociedad en concepto de primas de seguros o de contribución a sistemas de ahorro. Lo mismo pasará cuando un Consejero reciba una remuneración (aparte de la correspondiente por formar parte del Consejo de Administración) por la realización de funciones ejecutivas en virtud de otro título distinto de Consejero Delegado, se deberá reflejar en un contrato celebrado entre el Consejo y el Consejero en cuestión, el cual deberá ser aprobado con el voto favorable de dos tercios del Consejo no pudiendo asistir a la deliberación ni participar en la votación el Consejero afectado.
  7. También se ha desarrollado la regulación relativa a la impugnación de acuerdos de la Junta y el Consejo de Administración, eliminando la tradicional distinción entre acuerdos anulables y nulos, pasando a ser considerados impugnables. Se podrá ejercitar la acción de impugnación de acuerdos dentro del período de caducidad de un año, siempre que los acuerdos sean contrarios a la Ley, a los Estatutos o interés social y al Reglamento de la Junta General, en el caso en que los acuerdos se impugnen por ser contrarios al orden público, la acción será imprescriptible.

Mediante esta ley, también se ha reformado la disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la cual se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales y, entre otros, establece que todas las sociedades mercantiles incluirán de forma expresa en la memoria de sus cuentas anuales el plazo medio de pago a sus proveedores. Además de lo anterior, las Sociedades mercantiles que no sean cotizadas y no presenten cuentas anuales abreviadas publicaran su periodo medio de pago a proveedores en su web, si la tienen.

La nueva regulación entrará en vigor a partir del próximo 24 de diciembre de 2014, salvo las modificaciones relativas a la retribución de los administradores, que entraran en vigor a partir del 1 de enero de 2015.

CONSEJO TAX

Es muy importante firmar los correspondientes contratos entre la sociedad y las personas que tengan atribuidas funciones ejecutivas o de alta dirección, donde se haga constar la posible retribución que puedan percibir por estas funciones, diferenciándola de otras remuneraciones que perciban por otros conceptos en relación a la misma sociedad, para cumplir la legislación correspondiente (Ley de Sociedades de Capital) y, además, cumplir también con las exigencias que establecen la Ley 19/1991, de 6 de junio, del Impuesto sobre el Patrimonio, desarrollada por el Real Decreto 1704/1999, de 5 de noviembre, y la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, para reunir y acreditar los requisitos que se prevén para disfrutar de la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio y, si es el caso, también beneficiarse de la reducción del 95% del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, por las participaciones o acciones que se tengan de la sociedad.

logo-footer

FOLLOW US ON: