clausula suelo pyme

La famosa sentencia dictada por el Alto Tribunal de fecha 9 de mayo de 2013, por la que se declara la nulidad radical de las cláusulas suelo incorporadas en los contratos de préstamo hipotecario, ha abierto las puertas a miles de personas físicas afectadas por este tipo de clausulas y ha supuesto el inicio de un sinfín de resoluciones que fallan a favor de la nulidad de las cláusulas suelo.

Resalta la sentencia dictada por la Magistrada del Juzgado Mercantil nº 11 de Madrid, de fecha 8 de abril de 2016, por la que se declara la nulidad radical de las cláusulas suelo predispuestas en los préstamos hipotecarios suscritos por 42 cajas y bancos españoles, condenando a los 42 bancos demandados a pagar a los afectados, en su calidad de “consumidores”, los importes de más que se han adjudicado indebidamente.

Sin perjuicio de que la sentencia no es firme, lo cierto es que la Magistrada llega a las mismas conclusiones a las que se han venido recogiendo en las sentencias hasta ahora dictadas: las cláusulas suelo de las personas físicas son abusivas, carecen de transparencia y de información.

Por tanto, parece ser que, poco a poco, se va estableciendo una tendencia doctrinal unánime respecto a este asunto, cuya consecuencia no es otra que el aumento del número de demandas de afectados en reclamación de la nulidad de las cláusulas suelo, con la consiguiente devolución del importe cobrado de más desde el 9 de mayo de 2013.

Todo ello, respecto a las personas físicas.

Sin embargo, ¿QUÉ SUCEDE CON LAS PERSONAS JURÍDICAS? ¿POR QUÉ LOS TRIBUNALES NO HAN ESTIMADO LA NULIDAD DE LAS CLÁUSULAS SUELO EN PYMES?

Hasta hace poco existía una única corriente doctrinal que consideraba que no era posible declarar la nulidad de las cláusulas suelo en PYMES, al no tener la condición de “consumidor y usuario” y por ello no reunir los presupuestos que se exigen.

No obstante, está naciendo una nueva corriente, todavía embrionaria, de los Juzgados y Tribunales, quienes empiezan a dictar algunas sentencias que fallan a favor de declarar la nulidad de las cláusulas suelo en PYMES.

En este sentido, EL TRIBUNAL SUPREMO,  TIENE EN SUS MANOS RESOLVER SOBRE EL PRIMER RECURSO DE CLÁUSULA SUELO EN PYMES, cuyo fallo saldrá a luz en pocos días. La sentencia, que en este caso se dicte, supondrá un antes y un después para todas las empresas y personas jurídicas que hubiesen suscrito una escritura de préstamo hipotecario a interés variable con una cláusula suelo en su contenido. Si nuestro Alto Tribunal falla a favor de la corriente “embrionaria” que ya ha empezado a aflorar en algunos Juzgados de diferentes partidos judiciales de todo el Estado, se abrirá una nueva puerta para todas las PYMES que quieran reclamar la nulidad de la cláusula suelo que en su día suscribieron de manera predispuesta con la entidad bancaria. Por tanto, quizá suponga una nueva avalancha de demandas instadas por PYMES.

En resumen, queda clara la tendencia doctrinal, creciente, de nuestros Juzgados y Tribunales en resolver a favor de la declaración de nulidad de cláusulas suelo, no solamente de las personas físicas, sino también de las personas jurídicas, quienes hasta ahora se han visto totalmente desamparadas, generándose incluso una situación de desprotección y vacío legal para las PYMES en lo que concierne a la temática aquí expuesta.

Esperemos que el Tribunal Supremo ponga “juicio” en este asunto y abra una vía de reclamación a las empresas.

 Acceda a este TAX Informa

logo-footer

FOLLOW US ON: